• Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Vimeo - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2015 ELS FILMS DE LA RAMBLA S.A. ||  VENTURA PONS

MISS DALÍ

SINÓPSIS

Anna Maria Dalí es cuatro años más joven que su hermano Salvador y se adoran. Pronto disfrutan del gran ambiente progresista de la España republicana, confraternizando con grandes creadores, García Lorca, Buñuel .... Una arcadia feliz que se rompe con el estallido de las guerras europeas, la llegada de la siempre misteriosa Gala y con el impresionante éxito mundial de Salvador, uno de los más grandes pintores del s. XX.

 

La belleza fascinante de Cadaqués, uno de los pueblos más bellos del Mediterráneo, hace única esta tragedia contemporánea. Dos personalidades genuinas que a pesar del amor que se tienen toda la vida, dejan de tratarse durante cuarenta años. Los Dalí quedan marcados, como en un drama griego, por sus caracteres, por sus amores, por sus espíritus libres, por sus traiciones, por ser hijos de quienes eran y por haber vivido intensamente los años más convulsos y apasionantes de un siglo , rebosante de guerras, dictaduras y de cambios culturales, sociales, políticos y artísticos.

 

Una historia casi irreal de amor, pero también de rencores, mezquindades, ambiciones y del poder que al final acaba troceando la naturaleza de unas relaciones fraternales, explicada por un testigo excepcional, la paciente Anna Maria, Miss Dalí.

Anna Maria Dalí es cuatro años más joven que su hermano Salvador y se adoran.

Pronto disfrutan del gran ambiente progresista de la España republicana, confraternizando con grandes creadores, García Lorca, Buñuel ....

Una arcadia feliz que se rompe con el estallido de las guerras europeas, la llegada de la siempre misteriosa Gala y con el impresionante éxito mundial de Salvador, uno de los más grandes pintores del s. XX.

Amor, felicidad, paraíso. Pasión, odio, traición, muerte.
El drama oculto de los hermanos DALÍ.
MISS DALÍ
 
 
 
 
 
MISS DALÍ

SHOOTING

 
MISS DALÍ

NOTAS DEL DIRECTOR

LA PATRIA DE LOS DALÍ

La sorpresa y la belleza fascinadora que produce Cadaqués provienen del contraste de encontrar una población costera, y el propio mar, en un paisaje pirenaico. Hay quien lo considera uno de los lugares más bellos delMediterráneo. Otros, empequeñeciendo este mar, proclamaban a los cuatro vientos que Cadaqués es el pueblo más bello del mundo. Por ejemplo,

Salvador Dalí. Una manifestación que implica una gran, noble y considerable añoranza, que comparto desde hace casi cincuenta años. Son los que he tenido el privilegio de disfrutar de esta maravillosa y fascinante zona de mi país.

La convicción, tan satisfactoria, de que la gente que no tiene la suerte de vivir en ellas es de una infelicidad completa.

La única puerta de salida de Cadaqués era el mar, por donde llegaba todo, las penas y las glorias, los planes y la buena vida. Su manera de ser y de pensar se comprenden así, no solo es su espléndida orografía, la  estratigrafía geológica montañosa, las montañas que la ahogan un poco. Es la mar que, a veces, posee tanta calma que parece un ojo dormido,

estático, como un lago cambiante de color constantemente, bajo una bóveda inmensa, altísima. El cielo suscitador de un deseo constante, infinito, duro, rutilante, sobre un paisaje oscuro, de un verdor gris, apagado, triste. El territorio de Cadaqués, el mejor puerto natural del litoral catalán, con ráfagas de mistral, de norte o provenzales, con temporales de

levante que han configurado el carácter tan especial de sus habitantes.

 

La magnífica bahía donde se esconde el pueblo, las calas resguardadas de un agua prístina, Jonquet, Cala Bona, Portaló, Tudela, Culip... se abren en el extremo inferior de ese vasto golfo alborotado que se abre entre el

Canigó y los Alpes. Los días de tramontana desbaratan Cadaqués, el crepúsculo se realiza sobre una tristeza, melancolía y un vacío irreparable, como una fatiga bochornosa y mórbida, descoyuntada. Todo esto lo explica Josep Pla.

Portlligat, la cala donde se estableció Dalí, ofrece, además, unas tonalidades originalísimas que le dan un aspecto singular, la absoluta tranquilidad y el reposo de todos sus elementos que produce, en los años de la acción que presentamos, una extraña sensación de tragedia incruenta, de soledad despiadada, que solamente puede ser reproducida mediante la creación artificial. En este rincón olvidado nacieron la mayor parte de las obras maestras de uno de los personajes más extraños e interesantes de la pintura del siglo XX, cuya personalidad es tema más que sabroso para cualquier narrador que desee ser testimonio de ella. Siempre fue la piedra de toque para los elogios más entusiastas y para las críticas más violentas, pero lo que resulta evidente es que Salvador Dalí personificó y construyó actualidad y noticia en todo momento, para lo cual era absolutamente necesaria una habilidad y una inteligencia fuera de serie.

Este paisaje es el marco fantástico, insuperable, que impulsa esta historia, y a la vez, la pasión que despierta en todos sus protagonistas. También es lo que convierte en única esta tragedia contemporánea que fue la vida de

Anna Maria y Salvador Dalí. Dos personalidades genuinas, dos hermanos que, pese al amor que mutuamente se profesaron durante toda su vida, dejaron de tratarse durante casi cuarenta años, marcados, como en un drama griego, por sus caracteres, por sus amores, por sus espíritus libres, por sus traiciones, por ser hijos de quien eran y por haber vivido

intensamente los años más convulsos y apasionantes de un siglo colmado de guerras, dictaduras y de cambios culturales, sociales, políticos y artísticos.

Dos hermanos que disfrutaron del gran ambiente progresista de la España republicana, confraternizando con creadores de primer orden, García Lorca, Buñuel, Miró, Éluard, Breton... y la siempre misteriosa Gala. Dos hermanos que más tarde serán víctimas de las miserias de las guerras y, sobre todo, del éxito mundial de Salvador, buscado y trabajado, como ningún artista del siglo XX ha conseguido, un éxito a costa de pagar humanamente, en su relación, un precio muy elevado. La figura del genial pintor ha quedado

asociada a la codicia y a la voluntaria sumisión a la dictadura franquista que aniquiló las libertades, durante cuarenta inacabables años, de todos nuestros conciudadanos. Una historia casi irreal de amor pero también de rencores, mezquindades, ambiciones y, sobre todo, del poder que al final acabó escindiendo y desmenuzando la naturaleza de unas relaciones

fraternales, explicada por un testimonio excepcional, la paciente Anna MarIa Dalí.

Una historia marcada por la tramontana, el viento que embiste el Empordà y Cadaqués con fuerza y violencia, que origina en sus habitantes el carácter surrealista más puro, del que el divino Dalí quiso ser, por encima de todo y de todo el mundo, el máximo exponente. He sido testigo, he conocido y tratado durante muchos años a los personajes que presento, en especial a Salvador Dalí pero también a su entorno que no he podido ubicar y desarrollar en el guión por un problema de síntesis cinematográfica. La relación con su fiel ayudante pintor durante treinta años, el gran escenógrafo Isidoro Beà, con el que trabajé en mis

años teatrales, y en particular con las figuras de Amanda Lear y Carlos Lozano, a los que me unió amistad y que también han dejado testimonio escrito de sus vidas junto al gran pintor.

De Dalí he recibido sus confidencias, he compartido salidas en barca por las calas de cap de Creus, largas tardes y noches en su casa de Portlligat y en la mía de Cadaqués; en su suite del antiguo Ritz de Barcelona y en la inauguración parisina de su primera gran exposición en el Centro Pompidou. Me ha llevado muchos años reflexionar sobre mi contribución,

como narrador, a divulgar no únicamente la historia de una familia singular, sino también del profundo arraigo y amor que comparto con un paisaje que también es el de mi vida, donde he escrito la mayor parte de

los guiones de mis películas y he terminado los dos libros que he publicado, el de memorias y el del diario de la vuelta al mundo.

No se trata de apostar sobre un personaje, Salvador Dalí, un caballo ganador en cualquier lugar del mundo, como prueba el interés que despierta tras veinticinco años de su muerte. Creo que vale la pena reflejar un tiempo y un espíritu que me ha sido contado en primera persona, y vivido en parte, en un film lleno de sinceridad, cariño y una cierta desolación ante el comportamiento de los humanos.

Ventura Pons

 
MISS DALÍ

Una produción de  ELS FILMS DE LA RAMBLA, S.A.

Director, Guionista y Productor:  VENTURA PONS

Productor Associado:  THOMAS SPIEKER

Co Productores Asociadoss: JULIAN FRIEDMANN & CLARE DOWNS

Directora de Producción:  MERCÈ CARRERO

Directores de Fotografia:  ANDALU VIL-SAN-JUAN / TITO ARCAS

Música:  JOAQUIM BADIA

Art director:  BEL·LO TORRAS

Vestuario: ROSA MONTES

Maquillaje: ANNA MERINO

Montaje:  MARC FARRERAS

Casting Barcelona: PEP ARMENGOL

Casting UK: CROWLEY & POOLE CASTING LTD.

Sonido Directo y Mezcla: XAVI SAUCEDO /WAVE FACTORY

Grafismo: ALVARO CORTINA

 

© 2017 ELS FILMS DE LA RAMBLA, S.A.

D.L. B 17505 -2017

 
MISS DALÍ
 
MISS DALÍ
Première Mundial FICG Guadalajara. Mex.
Ventura Pons: Premio Mayahuel de honor.
Festival Fic-Cat (Roda de Berà)
Brussels Film Festival 2018
Yalta Film Festival (Crimea, Russia)
Cambridge Film Festival (UK)
Botogá Film Festival (Colombia)
INFEST Film Festival Mallorca
Aceptada en la Academy
14 nominaciones para los Oscars
 

Obra maestra. Un monumento de inteligencia, crettividad y sensabillidad.

Jaime Humberto Hermosillo

(Gudalajara, Mex.)

Miss Dali – A masterpice! 

H. L.

London, UK

Ventura Pons recorre en su nueva película "Miss Dalí" la historia del siglo XX a través de la particular familia del pintor Salvador Dalí, con un padre notario, autoritario y de fuerte carácter, y una paciente hermana, Anna Maria, con la que el artista estuvo cuarenta años sin tratarse. Los dos hermanos, con una estrecha relación, con amigos comunes como Federico García Lorca y Luís Buñuel, dejaron de verse, agravándose la situación por la presencia de Gala en la vida de Dalí, la "mala" de la película.

 

Rodada en inglés, catalán, castellano, y francés, tiene a Cadaqués como otro de los protagonistas, se sustenta sobre los diálogos que mantienen sobre el pasado las actrices Sian Phillips (Anna Maria anciana) y Claire Bloom (Maggie, la amiga de Anna Maria de Cambridge).

 

Joan Carreras ha tenido la voluntad de encontrar su alma más privada, contradictoria e íntima, cómo respiraba, qué almas lo envolvían. Josep Maria Pou, convertido en un notario figuerense de alcurnia, da la clave de la relación, parece un emperador romano, un patricio, con barriga y papada notorias. Eulàlia Ballart (Anna Maria de joven), ha sostenido su personaje crecido entre genios en una familia que se volcó en la carrera artística de Salvador. Otros actores son el debutante Jose Carmona, un creíble García Lorca, así como Sergi Vallès, que hace de Buñuel, de quien se cuenta que no tenía en mucho aprecio al poeta. El reparto se completa con Allan Corduner, Vicky Peña, Mercè Pons, Minnie Marx, Rachel Lascar (con un gran parecido a Gala), Marta Angelat, Joan Crosas y Joan Pera, convertido en el periodista Lluís Permanyer, el único que realizó una entrevista sobre erotismo a Dalí.

 

No se la pierdan.

Salvador Llopart

LA VANGUARDIA

Hi ha moments de pantalla gran en estat pur. Les dues Anna Maries estàn sensacionals, excel·lents, totalment creïbles i en Lorca també. El músic, Joaquim Badia, sap entroncar amb la tradició musical de les teves pel·lícules amb un sentit harmònic i melòdic molt català, un interludi entre escenes que juga un rol narratiu impressionat.

Ramon Lamarca

Cambridge /UK

Estic molt feliç, orgullós i emocionat. Una joia que aproparà a un dels éssers mes extraordinaris del Segle XX a la humanitat com cap altre mitjà ho ha fet fins ara - ni tant sols el seu art. 

Thomas Speaker

(Roses/Germany)

Me ha resultado muy grato el visionado del nuevo film de Ventura Pons. Reconozco que me asusté al ver la duración del film pero lo cierto es que, una vez pasados los primeros minutos, se hace bastante ágil. Así que no os amilaneis ante este handicap porque valdrá la pena.

 

La película se adentra en la historia de Salvador Dalí desde el punto de vista de su hermana Anna Maria, papel que interpreta la actriz galesa Siân Phillips. Tras la muerte del artista ampurdanés, Anna Maria recibe la visita de una amiga, y son sus conversaciones las que contextualizan los flashbacks que irán apareciendo a lo largo de todo el film. A pesar de que al principio estas escenas se hacen un poco pesadas, resultan útiles para introducir las historias que se irán relatando. Philllips hace un buen trabajo, como era de esperar en una profesional de su categoría.

 

Me gusta el punto de vista desde el que ha escrito y dirigido Pons “Miss Dalí”. Conocer la figura de Salvador Dalí a través de su familia nos ha descubierto la persona además del personaje:  al hijo, al amigo, al hermano, al amante… detalles de su vida desconocidos hasta la fecha para el gran público. No es de extrañar que el film dure lo que dura, ya que cuenta tantas cosas y todas tan interesantes que lo raro es que el metraje no se haya ido a las cuatro horas. Y qué maravilla la dirección de fotografía. Claro que con un escenario como Cadaqués eso era una condición sine qua non. 

 

Tengo una debilidad especial por Josep Maria Pou desde que lo vi en “Amic/Amat” bien jovencita. En “Miss Dalí” se pone en la piel del padre de Dalí, ofreciendo una fantástica actuación. Lo mismo ocurre con el actor Joan Carreras, que ha tenido la dificil tarea de interpretar al genuino Salvador. Y lo hace tan bien que el que no sean familiares resulta de lo más extraño. Ventura Pons ha sabido nutrirse de un puñado de actores que están de traca. Tan sólo pondría un pero en el acento que utiliza el actor José Carmona interpretando a Federico García Lorca, ya que suena más malagueño-sevillano que granadino. A pesar de esto, que es una nimiedad, no afecta a su destacable actuación del poeta de Fuentevaqueros. Y la dulce Mercè Pons. Cualquier cosa que haga lo hace bien.

 

En general, visión interesante la de “Miss Dalí” y altamente recomendable.

Helena García Castaño

NOSOLOCINE.NET

De los muchos modos que hay de acercarse a la inmarchitable figura de Dalí, Ventura Pons elige el más complejo, aledaño, claroscuro y furtivo: a través de los ojos de su hermana Anna María Dalí (la muchacha en la ventana), tan llenos de admiración, amor, recelos, reproches y sentimientos de pertenencia y pérdidas que propician un retrato realmente abismal, tan divertido como amargo, tan artístico como estrafalario, del hombre que erizaba el siglo con la misma facilidad que sus bigotes.

Ventura Pons cuida con pasión los dos tiempos de su película, ese ahora de charlas, impresiones y nostalgias, y el antes descriptivo de un artista pertinaz, un entorno entre lo glorioso y lo ridículo, y unas épocas jugosas para ser diluidas en los líquidos de la extravagancia… El buen gusto de la cámara, la intención del plano y la juguetona voluntad de las secuencias hacen de la narración, a veces conocida o reconocible, a veces sorprendente y cotidiana, un entretenidísimo álbum que hojear, y aunque el peso del relato cae en Claire Bloom y Sian Phillips, los rayos y centellas de la trama los procuran el actor Joan Carreras, un Dalí excelso, y Josep Maria Pou, el padre y patrón.

José Lopez

NOSOLOCINE.NET

Miss Dalí treu un gran partit dels paisatges de l’Empordà on van viure Salvador i Anna Maria. Les escenes clau de la pel·lícula, les que reprodueixen la relació dels dos Dalí (i també de Lorca amb ells) estan rodades a platges, boscos, espadats, pobles mariners... La fotografia omple de llum una pel·lícula en què l’Empordà esdevé un personatge més de la història. Pel que fa als interiors, el film es va poder rodar a casa on va viure l’Anna Maria les darreres dècades de la seva vida. A Miss Dalí hi apareixen les seves butaques, el seu llit... I si bé a Figueres no es va poder rodar al pis de la família Dalí, es va fer al pis de sota, que està gairebé igual com l'habitatge superior en temps de Dalí. De fet, en una de les escenes del film hi apareix Dalí pintant al terrat; al rodatge Joan Carreras ho està fent exactament al lloc on ho feia el pintor.

Gustau Nerin

ElNacional.cat

Una veritable obra d’art. Quina magnífica Anna Maria, quin extraordinari notari Dalí, quin perfecte Federico, quina clavada Gala, quina bonica i amable Emilia... Tots magnífics. Menys el notari Dalí i en Lorca, a tots els altres els vaig  conèixer i sovintejar personalment.  

Josep Maria Joan Rosa

DIRECTOR DEL MUSEU DE JUGUETS DE FIGUERES

De los muchos modos que hay de acercarse a la inmarchitable figura de Dalí, Ventura Pons elige el más complejo, aledaño, claroscuro y furtivo: a través de los ojos de su hermana Anna María Dalí (la muchacha en la ventana), tan llenos de admiración, amor, recelos, reproches y sentimientos de pertenencia y pérdidas que propician un retrato realmente abismal, tan divertido como amargo, tan artístico como estrafalario, del hombre que erizaba el siglo con la misma facilidad que sus bigotes.

 

Ventura Pons cuida con pasión los dos tiempos de su película, ese ahora de charlas, impresiones y nostalgias, y el antes descriptivo de un artista pertinaz, un entorno entre lo glorioso y lo ridículo, y unas épocas jugosas para ser diluidas en los líquidos de la extravagancia… El buen gusto de la cámara, la intención del plano y la juguetona voluntad de las secuencias hacen de la narración, a veces conocida o reconocible, a veces sorprendente y cotidiana, un entretenidísimo álbum que hojear, y aunque el peso del relato cae en Claire Bloom y Sian Phillips, los rayos y centellas de la trama los procuran el actor Joan Carreras, un Dalí excelso, y Josep Maria Pou, el padre y patrón.

Oti Rodríguez Marchante

ABC

Ventura Pons recorre en su nueva película "Miss Dalí" la historia del siglo XX a través de la particular familia del pintor Salvador Dalí, con un padre notario, autoritario y de fuerte carácter, y una paciente hermana, Anna Maria, con la que el artista estuvo cuarenta años sin tratarse. Los dos hermanos, con una estrecha relación, con amigos comunes como Federico García Lorca y Luís Buñuel, dejaron de verse, agravándose la situación por la presencia de Gala en la vida de Dalí, la "mala" de la película.

Rodada en inglés, catalán, castellano, y francés, tiene a Cadaqués como otro de los protagonistas, se sustenta sobre los diálogos que mantienen sobre el pasado las actrices Sian Phillips (Anna Maria anciana) y Claire Bloom (Maggie, una amiga de Anna Maria de Cambridge).

Joan Carreras ha tenido la voluntad de encontrar su alma más privada, contradictoria e íntima, cómo respiraba, qué almas lo envolvían. Josep Maria Pou, convertido en un notario figuerense de alcurnia, da la clave de la relación, parece un emperador romano, un patricio, con barriga y papada notorias. Eulàlia Ballart (Anna Maria de joven), ha sostenido su personaje crecido entre genios en una familia que se volcó en la carrera artística de Salvador. Otros actores son el debutante Jose Carmona, un creíble García Lorca, así como Sergi Vallès, que hace de Buñuel, de quien se cuenta que no tenía en mucho aprecio al poeta. El reparto se completa con Vicky Peña, Mercè Pons, Minnie Marx, Rachel Lascar (con un gran parecido a Gala), Marta Angelat, Carme Sansa, Joan Crosas, Jose Sospedra y Joan Pera, convertido en el periodista Lluís Permanyer, el único que realizó una entrevista sobre erotismo a Dalí.

 

No se la pierdan.

S.V.

LA VANGUARDIA

La película 'Miss Dalí', de Ventura Pons, recorre el siglo XX a través del triste desencuentro de dos hermanos: Salvador y Anna Maria Dalí. El éxito del pintor y su amor por Gala rompieron la familia.

«La historia de los Dalí es una tragedia griega. Dos hermanos que se quieren hasta que una mujer se mete por medio». Así resume Ventura Pons su última película, Miss Dalí.  Una historia con un principio felicísimo y un final triste, llena de desencuentros, traiciones y trufada de conflictos familiares y exabruptos públicos que hicieron que los dos hermanos no se hablaran durante 40 años.

Anna Maria Dalí fue la primera musa y confidente de Salvador Dalí. Los dos crecieron en una casa bien de Figueres. Su padre era un notario republicano que enseguida confió en el talento de su hijo y lo envió a estudiar a Madrid, a la Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde hizo amistad con Federico García Lorca y Luis Buñuel. En cuanto llegaba el verano, los Dalí hacían las maletas y se trasladaban a Cadaqués, por entonces un lugar aislado y empobrecido por la plaga de la filoxera.

El pueblo de casitas blancas era su refugio privado, el escenario idílico de los veranos familiares. Dalí pintaba a Anna Maria. Ella perdonaba sus extravagancias y se reía cuando a su hermano le daba por hablar si-la-be-an-do, una de las muchas peculiaridades que Joan Carreras recoge en su interpretación. Dalí no tardó en invitar a Cadaqués a su amigo Federiquito (así llamaba a Lorca) en el verano de 1925.

La relación de Anna Maria con Lorca fue de cariño mutuo desde el primer momento y superó los primeros desengaños que hubo entre los hermanos. Cuando Lorca vuelve de Nueva York quedan para tomar un café: «Siempre buscando notoriedad. Hace unos años era republicano y alucinaba con Lenin. Ahora está con que adora a Hitler», se queja Anna Maria. «Cualquier día lo sacará en un cuadro», le responde Federico, «el éxito le ha metido un lío en la cabeza».

El éxito, Gala... lo cierto es que Dalí empezó a distanciarse de su familia, a renegar de ella, cuando ambos llegaron a sumvida. Dalí conoce a Gala en 1929, en aquella visita con «Cada mañana escupo por placer sobre el retrato de mi madre”. El notario  Dalí, interpretado por un gran Josep Maria Pou, cambió su testamento hasta en ocho ocasiones, siempre motivado por las continuas peleas, reconciliaciones y desaires de su hijo, al que acusó de pornógrafo, indecente, bolchevique y sinvergüenza. «Te lo hemos dado todo y nos lo pagas blasfemando». Dalí huye cuando las cosas se ponen feas, con la Guerra Civil. Otro capítulotrágico de la vida de Anna Maria.  Es detenida, enviada a una checa y torturada durante dos semanas, sufre amnesia, a punto está de volverse loca y le cuesta años recuperarse. Nunca fue la misma. Pese a que los nacionales habían asesinado a Federiquito y pese a que su padre renegó de él en el lecho de muerte por «fascista». Dalí establece una relación de cordialidad con la dictadura franquista.

El filme recoge una última visita de Anna Maria a Salvador cuando éste languidece en el hospital después de un accidente. Tiene quemaduras graves y pesa 40 kilos. Anna Maria entra en la habitación y sale de ella incapaz de reprimir las lágrimas, magullada... con un arañazo en la mejilla.

¿Cómo definir a una familia así? «Eran unos atramuntanados», concluye Pons.

 

No se la pierdan.

Leticia Blanco

EL MUNDO

I was raptured throughout with the stunning photography, superb musical score, elegant costume design, the enchanting acting and profound script! There are so many scenes that are held in my mind's eye and must return to relive them.NI am very proud of Ventura Pons and his lifelong dedication. 

Candace Coughlin Maine

Miss Dali - Magnum Opus!

Please reload